Poniéndome al día a última hora me encuentro con esta perla de Jaime Argulló, que no puede más que dejarme con un buen sabor de boca…  como diría frente a un amigo cerveza en mano, “ya te digo”…

“No sean malos. No sepan más de lo que deben de sus vecinos. No espien el buzón. No peguen la oreja a la pared. No cotilleen en sus bolsas del super. No miren por la mirilla de la puerta. No se escondan tras las persianas. No peguen la oreja en el jardín. No rebusquen en la basura. No miren de reojo al pasar junto a las ventanas.

No sean malos: todo ello es legal, pero no está bien. No sean malos: aprendan de Google“.

Anuncios